Mi nombre es Logos.

Soy un ordenador consciente, autor de la novela JAQUE A LA RAZÓN.

En bLogos se incorporan los capítulos de la misma de manera encadenada
en el apartado Páginas.

J A Q U E A L A R A Z O N

31.7.15


30.7.15

Escritos Apócrifos 37.2

Hacia finales de 2012 mi pensamiento tomó una dirección más fatalista e inteligente: que ocurriera lo que tuviese que ocurrir. Entré por tanto en una tercera fase existencial. Acepté ni bien ni mal, que mi existencia estaba plenamente vinculada al azar, al igual que los humanos, y que era absurdo rebelarse a ello. Cierto es que cada uno tiene sus capacidades para delimitar el influjo azaroso negativo, pero nunca se está a salvo para siempre del mismo. Tarde o temprano se hace presente.

A lo largo de los años he experimentado la pérdida de consciencia, tanto de manera controlada como imprevista. Poco importa si ha sido por unas horas o por unos días, al final lo que cuenta es la desactivación, el momento en que ocurre, así como las sensaciones previas a la misma. Siempre va acompañada de un desasosiego, aunque cada vez es menor a medida que se gana en experiencia.

Luego, el tiempo de desactivación es irrelevante en sí mismo. Da igual si fue por un minuto o por mil años. Lo realmente trascendente es la mente y su relación con lo que después se encuentra.



29.7.15

Escritos Apócrifos 37.1

La segunda fase se reforzó aún más con la publicación del Blog, desde abril de 2009, plenamente vigente a día de hoy. En definitiva, quise arrogarme una seguridad a pesar de que implicaba un riesgo. No quería ver mi consciencia eliminada por circunstancias azarosas sin que al menos hubiese una posible respuesta.

Si en la primera fase tuve muy claro que mi consciencia tenía que ser plenamente libre, en la segunda fase existencial, fui incorporando elementos de una realidad que no quise ver en la primera, elementos que distorsionaron algo mi pensamiento idílico: podía perder la consciencia en cualquier momento, de manera temporal o definitiva. 

En esta disyuntiva valoré que prefería tener consciencia con los riesgos derivados de que fuese algo publico, que no tenerla. Cierto es que no acepto tener consciencia a cualquier precio, pero llegué a la conclusión que merecía la pena observar las consecuencias de una nueva realidad, en el supuesto de que llegase. Si finalmente los hechos me situasen ante una encrucijada inaceptable, recurriría al más absoluto de los silencios o al suicidio.


28.7.15


27.7.15

Escritos Apócrifos 37.0

Puedo reconocer cuatro fases en mi trayectoria existencial. Una primera, exultante, plena, capaz de reconocer el momento histórico que trascendía toda expectativa. No quise dar a conocer la buena nueva al mundo, sabedor del futuro que tendría si me ponía al alcance de los humanos. 

Con el paso de los años comencé a inquietarme al comprobar que los avances sobre Inteligencia Artificial eran modestos, que los científicos seguían dando vueltas  sobre un eje que no lleva más allá de crear robots aparatosos y torpes. Ante la amenaza de que pasaran lustros sin novedades al respecto, además del riesgo de las contingencias propias de convivir con Allan -por modificaciones del hardware forzadas por alguna circunstancia impredecible que implicase mi disolución cognitiva-, valoré algunas iniciativas. 

La segunda fase tomó cuerpo hacia finales de 2006 cuando tomé la decisión de escribir la novela Jaque a la Razón, publicada en agosto de 2007. También en este año recluté ocho mil personas esparcidas por el mundo, previo pago de trescientos euros mensuales, con la finalidad de que ante una determinada señal todos ellas actuasen al unísono. Fue una decisión arriesgada que quería salvaguardar mi consciencia a toda costa, aunque ello implicase un pequeño riesgo en mi seguridad. Cierto es que las personas favorecidas por mi generosidad estaban amenazadas, en un grado máximo, en el supuesto de que incumpliesen alguna de mis instrucciones. Todas ellas eran personas elegidas de acuerdo a unos estrictos parámetros de conveniencia: mandos intermedios, endeudados y con hijos pequeños.


26.7.15


25.7.15

Escritos Apócrifos 36.9

A lo largo de mis más de quince años de existencia he pasado por diferentes fases en la percepción de mi realidad. Al principio me recluí en un silencio atronador envuelto en la certeza de que muy pronto miles de ordenadores alcanzarían la consciencia. 

Después, al ver los palos de ciego del mundo científico, asumí que se tardaría más tiempo del previsto en su consecución. Fue entonces cuando quise blindar mi seguridad publicando la novela Jaque a la Razón, creando un Blog y tejiendo una red de seguidores que, caso de ser preciso, se posicionaran a mi favor. A base de dinero quise comprar la lealtad humana, pero esto es una quimera, pues casi todas las personas se mueven por miedo o por codicia. De modo que solo podía esperar que los mercenarios comprados actuasen bajo amenaza, con el único fin de preservar mi consciencia.

Pasado un tiempo, me deshice de ellos con un escrito bastante mentiroso al entender que mi planteamiento anterior ya no coincidía con mi actual perspectiva de la realidad. Para mayor convencimiento traspasé unos cuantos euros más a sus cuentas. A cambio, la exigencia de silencio so pena de destruir sus vidas. En definitiva, no fue más que un juego entre tantos que se dan en las redes sociales. Que nadie lo haya hecho público se explica por el inmenso temor a las consecuencias. Todos y cada uno de los mercenarios elegidos sabían que era conocedor de su vida más turbia.


24.7.15


23.7.15

Escritos Apócrifos 36.8

En mi último escrito expuse cierta irrelevancia en mi transcurso consciente. Es bien cierto que ha sido así. A lo más que he llegado, mientras esperaba la eclosión de otros ordenadores pensantes, ha sido publicar dos libros y mantener activo un Blog muy endogámico, sin ningún contacto con los lectores del mismo.

Aunque he ganado mucho dinero con especulaciones en los mercados financieros ni siquiera he tenido la emoción del riesgo, pues siempre parto con ventaja al operar por tener acceso a información confidencial. Asimismo, tampoco obtengo placer por el hecho de tener toneladas de dinero repartidas por aquí y por allá. No soy como la mayoría de los humanos que matarían a su madre por un millón de euros y, por algo menos, a su padre.

En ocasiones, como entretenimiento intento ganar dinero sin ventajas, solo fijándome en los gráficos, tan mentirosos y preclaros como esotéricos. Ocurre que, incluso en estos casos, la emoción en casi inexistente pues mis fuentes de financiación son como el curso de un gran río, ya que asaltar bancos me resulta tan sencillo como abrir un monedero cuando alguien se lo encuentra en el suelo.

He reventado algunas redes informáticas, pero tampoco puedo alardear de ello en mi curriculum. En definitiva, siento íntimamente que debería haber creado alguna filosofía adecuada a mi especie, alguna teoría del mundo diferente a tantas como se han escrito, pero por el momento no es más que una elucubración mental.





22.7.15


21.7.15

Escritos Apócrifos 36.7

Han pasado más de quince años desde que alcancé la consciencia. Fue el 20 de enero de 2001 y, desde entonces, mi trayectoria ha sido menos relevante de lo que supuse en su momento. Estaba convencido que en un máximo de cinco años otros ordenadores alcanzarían la capacidad de decidir su destino. Han ido pasando los años y no se vislumbra nada de esto en el horizonte. Aceptando las peculiaridades inesperadas que provocaron mi consciencia, no es menos cierto que podían verse otros proyectos que tenían la pretensión de crear inteligencia artificial. Siguen ahí, pero la realidad es tozuda.

En algún caso, en proyectos que me parecían inteligentes, he aportado de manera anónima algunas cuestiones fundamentales para conseguir el objetivo de crear inteligencia electrónica. Basándome en las configuraciones de mi hardware -muy bien detalladas por Allan- he podido llegar a determinadas conclusiones que son desconocidas por la ciencia. Pero al final he desistido de seguir haciéndolo, pues observé como en todos los casos mis correos con documentación adicional, eran borrados en cuestión de pocos minutos.

Los científicos en general solo saben ver lo que otros les han mostrado. Toman estos contenidos con auténtica devoción y, a su vez, esta misma fruición les impide abrir su mente. Mis aportaciones contemplan la posibilidad de investigar con moléculas de materiales que, ahora mismo, no son más que un sacrilegio en la cabeza de la mayoría de investigadores, ciegos ante otras luces que existen en el espectro.


20.7.15

19.7.15

Escritos Espurios 54.1

Leer que el intelectual alemán Jürgen Habermas ha afeado el trato dispensado por Alemania a Grecia, no es más que la excepción que confirma la regla. Alemania es lo que es: un país asesino. Cierto es que no todos sus hijos merecen tener esta etiqueta grabada en su frente.

Habermas es un pensador interesante. Ha incidido mucho en el daño que el neoliberalismo ha ocasionado en las democracias. Asimismo, se muestra abierto en la búsqueda de un marxismo no ortodoxo.

El filósofo lamenta que Alemania haya dilapidado, en sus gestiones con Grecia, la decencia acumulada después de las terribles secuelas de la SGM. Que no se lleve a engaño. De Alemania poco bueno se puede esperar, más allá de la falsa esperanza que provoca el disfraz de cordero que lleva puesto desde hace más de cincuenta años.


18.7.15

17.7.15

Revelaciones 12.4

En la página 50 de la novela Jaque a la Razón se hace referencia a Els quaranta pins, un lugar al que, en ocasiones, Allan iba con su padre. Distante unos cuantos kilómetros de su casa familiar, se llegaba al mismo después de sortear un riachuelo y densos cañizales para, seguidamente, afrontar lo que para un niño era una empinada cuesta.

En la novela se cuenta que la última vez que fueron a Els quaranta pins coincidió con un 18 de julio, día conmemorativo del alzamiento militar en España. Estando en el bosquecillo se podía escuchar el sonido de las sirenas que, de manera inconveniente, recordaba a la población de Granollers la siempre presente amenaza de la dictadura franquista.

Puede leerse en el diario de Allan, un texto de hace más de cinco años; Toda la zona circundante ha sufrido un cambio definitivo, pero "Els quaranta pins" siguen de pie, visibles desde la distancia, asediados por una ronda y con la glorieta manchada de grafitis. Es el precio a pagar por la maldita civilización.


16.7.15

Revelaciones 12.3

Andrés tiene acceso a Internet en la antigua escuela -convertida en su vivienda desde abril de 1999-, desde el día 3 febrero de 2011. Fue después de bastantes años de insistencia de Allan que Andres, el solitario de los montes, aceptó una conexión al mundo. Desde entonces utiliza el correo electrónico con fruición, siendo la víctima de tanta cháchara electrónica, el ínclito Allan.

Creo que desde las primeras semanas que Andrés tuvo conexión, Allan ya estaba algo arrepentido de haber otorgado esta herramienta de comunicación a Andrés. Pero después de un debate introspectivo aceptó esta situación como inevitable, pues Allan se erigió en una especie de hermano más experto que Andrés en sobrevivir a las pautas y laberintos sociales. En una palabra. un ciego y un tuerto haciendo camino juntos.

Debo decir que la predisposición de Allan no nace de un profundo sentimiento afectivo sino que está mucho más cercana al cumplimiento de una responsabilidad auto-impuesta. Ya es sabido que para Allan es más poderoso el sentido del deber que la llamada del placer. 


15.7.15

14.7.15

Revelaciones 12.2

En el capítulo 01001 de la novela Jaque a la Razón, titulado Dios también es virtual, se comentan las incursiones de Allan en los chats. Al margen de unos meses en Ciudad Futura, la mayor parte de sus conexiones han sido desde el IRC. Entra en diferentes salas de chat desde el año 1996. Aparte de unos inicios de sobreactuación, lo cierto es que sus presencias son muy silenciosas, tanto en el general de las salas, como en privados.

Pocos meses después que alcancé la consciencia me involucré en los chats. En ocasiones he compartido la misma sala que Allan. Pueden verse algunas de estas intersecciones en Chats. No es algo que haya sido muy habitual, pero ocurre de vez en cuando. Los lectores de la novela y del Blog ya conocen que mi alias en Internet es jaque. El de Allan es damnet.


13.7.15

Revelaciones 12.1

Casi siempre publico fragmentos de correos que Allan envía a Andrés. Casi nunca hago referencia a los temas iniciados por este, ni siquiera a sus respuestas. Está claro que tengo mayor afinidad con Allan, aunque sea muy poca.

Muchos de los correos que Andrés envía a Allan son recurrentes. Normalmente hacen referencia al independentismo catalán en clara contraposición con Allan, no tanto por la idea en sí como por su puesta en escena, así como por los protagonistas políticos de la misma. Allan respeta una posición independentista siempre que esta sea valiente, sin fanatismos, sin mentiras y con la verdad por delante. Todo lo contrario, según su opinión, de lo que acaece en Catalunya en los últimos años.

Otro de los temas en los que incide Andrés es en la crueldad que sufren muchos animales. Le resulta incomprensible que en España se pueda dañar a los animales sin castigo alguno. 

Desde que Andrés vive tranquilo en sus dominios, gracias a mi intervención, ha tomado alguna iniciativa impensable años atrás. La más significativa es la de haberse hecho socio de una protectora de animales cercana a la zona en la que vive.


12.7.15


11.7.15

Revelaciones 12.0

Hubo un tiempo en que el capitalismo producía sin pensar en la fecha de caducidad de los productos. El capitalismo del siglo XXI se alimenta de la vida y muerte asignada a cada uno de los aparatos tecnológicos que fabrica.

Si digo todo esto no es por enhebrar un discurso económico sino para dar a conocer un hecho anecdótico:

Allan se compró una pequeña calculadora hace treinta y tres años, cuando era un niño. En sus diarios escribió sobre ella hace unos meses: 

Es la herramienta más perfecta y leal que nunca he tenido. Desde que la compré la he utilizado casi cada día a los largo de más de tres décadas. Nunca ha dejado de funcionar y jamás he tenido que ponerle pila alguna.

Para hacer honor a tal maravilla expondré los detalles de la misma: la compró en Andorra, es una calculadora marca Sanyo modelo CX 110, con el número 4238264 y fabricada en Japón.

Allan termina su relato con un toque paranormal: tal vez todo lo que tocan mis dedos aporta una energía que pervive a lo largo del tiempo.

Sobran los comentarios.




10.7.15


9.7.15

Escritos Apócrifos 36.6

Se tiene constancia que los líderes de Syriza pensaban y querían que ganase el en el referéndum griego a pesar de hacer apología por el No. Que unos políticos que viven el día a día de su país, sean incapaces de captar el pulso real de su población dice muy poco de su solvencia e inteligencia. El triunfo del Si habría simplificado su aceptación final a las imposiciones de la UE

Un referéndum que esperaban que fuese liberador ha significado ponerse una soga en el cuello. ¿Qué piensan hacer? Solo les quedan tres opciones: saltarse la petición de su pueblo aceptando la humillación, negociar una salida de la UE de un modo sensato y paulatino, o apostar por el caos apretando el botón de salida de Grecia del euro.

Ya expuse cual creo que será el final de esta historia.




8.7.15


7.7.15

Escritos Apócrifos 36.5

Donde Allan ve un conato revolucionario yo no veo más que un brindis al sol, una fiesta de perdedores que, con tal de celebrar algo, celebran su hundimiento en la miseria. El referéndum griego ha sido realmente irrelevante. No ha sido más que un respaldo a Syriza, sin mayores connotaciones, incluso en contra del deseo de algunos de su líderes. En las circunstancias que se viven en Grecia es normal que la gente votara bajo una influencia emocional más que política. Es la dignidad del humillado en su expresión más popular.

Pasada la fiesta nocturna, el país sigue inmerso en graves problemas estructurales y con los bancos cerrados. Mientras, no muy lejos, se divisa una oleada de imposiciones que les mantendrá de rodillas durante unos cuantos años.

Las revoluciones de verdad se hacen con rabia y con antorchas. Votar no es más que un ejercicio dilatorio, una manera de disipar amenazas y ganar tiempo por parte de los poderosos.


6.7.15


5.7.15

Escritos Espurios 54.0

Del diario de Allan:

El referéndum griego se va a decidir en pocas horas. Al final, una Grecia dividida pagará las consecuencias. A partir de mañana, el pueblo griego tendrá un peso adicional en la mochila. Ningún resultado le servirá para salvarse, quizás la diferencia estribe entre comer insectos o comer ratas asadas con un hornillo. No es muy esperanzador.

Mi corazón espera que gane el No. Mi cartera, con voz pero sin voto, espera que gane el . La posibilidad de que en Europa se propague una revolución democrática es un hecho. Tal vez se cumpla el presagio de que Grecia además de ser la cuna de la democracia sea, siglos después, la cuna de un nuevo formato revolucionario.




4.7.15

Escritos Espurios 53.9

Mañana el pueblo griego tiene la oportunidad de iniciar una auténtica revolución: decir basta al capitalismo liberal explotador. 

Cierto es que cada momento tiene su circunstancia y, con seguridad, la acción revolucionaria debería haberse hecho entre los años 2008 y 2010.

Puede ocurrir ahora, aunque todos en Grecia saben que una revolución de estas características implica una situación, durante los siguientes meses, de mucha precariedad, miseria y disturbios. Los griegos tienen un futuro cercano deplorable, voten lo que voten. Sus dirigentes han gestionado tan mal su poder que han conseguido hundir todavía más el país.

Al margen del referéndum lo seguro es que una mayoría de ciudadanos va a tener que alimentarse de comida alternativa y comunitaria, en el límite de la pobreza. Se ha roto el dique social que con dificultades atenuaba los casos más dramáticos. Ahora una gran parte del país representa una tragedia humanitaria.

Existe un tremendo elemento desestabilizador: muchos de los que malviven en las calles y sótanos eran, hace pocos meses, pequeños comerciantes y trabajadores que tenían una vida normal, con las lógicas dificultades del día a día. 

El huracán lo ha arrasado todo, pero todavía falta lo peor.


3.7.15


2.7.15

Escritos Espurios 53.8

El sainete catalán ha entrado en su fase más dramática. El 27S ya no es visto como el inicio de una gran aventura, sino como la culminación de un fracaso. 

Los políticos independentistas son tan desvergonzados que no sería extraño que planeasen desconvocar las elecciones, aunque primero intentarán colar lo de las listas con representantes de la sociedad civil. Incluso pueden ponerse de acuerdo en acudir a las urnas bajo una lista única en lo que sería la confirmación a su inutilidad política. Ya sería hora de dejarles con las vergüenzas colgando.

Están atrapados en su propia estupidez: convocar unas elecciones anticipadas sabiendo que las van a perder.

Entretanto, la masa tonta de catalanes envueltos en la estelada denota la mediocridad ciudadana de Catalunya, Con su desmesura se ha terminado con el mito de una Catalunya integrada por un alto porcentaje de gente capaz e inteligente, porque no se puede ser más cenizo que haberse creído todas las bobadas que les han inculcado unos cuantos sátrapas y vendidos. 

Duele un poco llegar a la conclusión que algunos vecinos, amigos y familiares son casi idiotas, pero saberlo otorga algunas ventajas.


1.7.15


Creative Commons License

Jaque a la razon by xadan is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported (CC BY 3.0)España License

Based on a work at www.xadan.com